domingo, 30 de noviembre de 2008

Factores SOCIO-CULTURALES que aumentan las probabilidades de abuso sexual infantil

En el mundo contemporáneo el abuso infantil se encuentra presente tanto en países industrializados, en vías de desarrollo como países pobres. El hecho de que el abuso infantil es más reportado en los países industrializados, no significa que sea menor en los países en vías de desarrollo o del llamado "Tercer Mundo".
Si bien las estadísticas respecto a los países ricos son mayores, es debido a que la legislación nacional es mucho más elaborada y estricta y existe una mayor vigilancia sobre los Derechos del niño, lo cual existe pobremente en los países menos desarrollados.

Entre más pobre el país, menor es el control y la educación social y de la sexualidad del individuo. A ello se suman realidades actuales y patéticas como el tráfico infantil, la prostitución infantil y el turismo sexual.

Entre los factores socio-culturales que aumentan la probabilidad de abuso sexual tenemos:
  • Pobreza en educación sexual en la sociedad.

  • Falta de atención a la integridad de la familia que se hace víctima de la violencia intrafamiliar, el abandono, la pobreza y otros.

  • Una pobre legislación nacional que garantice los derechos del niño y del adolescente.

  • Conflictos armados que involucran a los niños directamente como víctimas y como victimarios.

  • Una falta de consenso internacional en cuanto a la materia del abuso sexual infantil o desconocimiento de las leyes internacionales y su aplicación en el plano nacional.

  • Un pobre reflejo del significado de los derechos del niño dentro de los medios de comunicación social, muchos de los cuales promueven consciente o inconscientemente una cultura del abuso sexual infantil por medio de mensajes irresponsables.

  • Creencia de la superioridad de los “hombres”.

  • Uso y abuso del poder en diferentes ámbitos, como en la forma de relacionarse, de resolver problemas, etc. Esto generalmente se da por los hombres.

  • Los mensajes de los medios masivos de comunicación donde se sobrevalora y se hace elogio al cuerpo joven de la mujer con determinadas características estéticas, mostrándola como objeto de deseo y satisfacción a las necesidades de otros, sin darle ninguna importancia a sus derechos y valor como persona.

  • Creencias erradas sobre las relaciones sexuales con menores, como por ejemplo la creencia de que “para burro viejo pasto joven” o “el que come pollo no se envejece”. Se los usa como medios para permanecer “jóvenes” sin respetar sus derechos.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil", "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial", "American Academy of Pediatrics " y "Abuso y maltrato infantil"

2 comentarios:

Lilian V. dijo...

Justamente acabo de comentarte en el otro articulo que en los paises desarrollados existe la ley y se hace sentir ... Existen los derechos humanos del niño y de la mujer maltratada y se toman las medidas que corresponden ... cosa que no sucede en nuestros paises tercermundistas ... debemos seguir luchando y estar atentos ... no dejar de luchar... no mirar hacia otro lado ... no esconder la cabeza como el avestruz ... enfrentar la situacion sea como sea ... no dejarse vencer ... informarse ... valorarse ... darse el lugar cueste lo que cueste ...
luchar por nuestros niños de nuestros paises porque los niños son todos nuestros ... y las mujeres deben dejar de ser tratadas como un objeto de uso y descarte por un nuevo modelo ... volver a la cultura de los valores de la familia ... recuperar la moral y el respeto ... intentarlo todo ... valoremos el don de la vida y utilizemos la vida para mejorar la vida de los demas para que la nuestra tambien sea una buena vida ... para eso se necesita unidad y plan de apoyo ... y solo se logra en fraternidad ... un solo deseo... un solo corazon para toda latinoamerica ...

Un beso enorme

desde el Sur


Lilian V.

Cinthia dijo...

Es terrible ver como usan a mujeres hasta para vender tornillos... pero, ¿por qué no se detiene sino que aumenta? mmm... por muchas causas creo yo, pero creo que una de ellas es por nosotras mismas.

Mientras nos sigamos quejando en nuestras sillas sin hacer nada, nada será diferente. Si somos vistas como objetos es porque desafortunadamente hemos dado cuerda para ello (no todas).

Bueno, esperaremos entonces que las empresas publicitarias se aburren de usarnos como un recurso más para vender.

Saludos :)