domingo, 30 de noviembre de 2008

Actitudes socio-culturales que un adulto debe procurar para evitar que ocurra abuso sexual

En el origen de los abusos se encuentran actitudes y creencias propias de cada cultura y cada comunidad que se convierten en amenazas para los niños y las niñas, aumentando así su vulnerabilidad al abuso sexual infantil.


Por ello es imprescindible que cada persona adulta se cuestione acerca de sus creencias, prejuicios y actitudes frente a la niñez y analice y reflexione, desde su propio rol, tanto a nivel de su familia, su comunidad y su quehacer cotidiano, cómo puede promover cambios que rompan estas creencias o actitudes.

Entre los cambios y actitudes que un adulto debe promover tenemos:
  • Apropiar, garantizar y promover los derechos de los niños y las niñas.

  • Promover relaciones sociales equitativas y respetuosas que no den lugar a abusos de poder de ninguna índole.

  • Modificar la creencia de que los niños y niñas son una posesión y propiedad de los adultos y como tal se puede hacer lo que se quiera con ellos. Para esto es vital entender y aceptar que los niños y niñas son seres humanos, y que sus derechos deben ser respetados.

  • Trabajar por la equidad de género y eliminar la supremacía masculina en los diferentes espacios sociales, culturales, políticos y académicos, reconociendo que hombres y mujeres tienen los mismos derechos.

  • Eliminar cualquier discriminación social ya sea de género, raza, cultura, edad o creencia religiosa, y cualquier forma de violencia hacia las mujeres, los niños o las niñas.

  • Facilitar espacios de participación ciudadana para los niños y las niñas, y rescatar la credibilidad en ellos y ellas. En sociedades como las nuestras, los menores han sido tratados como ciudadanos de segunda categoría y por eso los hemos convertido en una población de alta vulnerabilidad por estar excluidos.

  • Cambiar la creencia sobre de la necesidad de exigir obediencia a ciegas en la crianza de los niños y niñas, con el fin de que ellos no se acostumbren a obedecer a los adultos sin ningún tipo de reflexión, como lo hacen cuando son víctima de abuso sexual.

  • Monitorear y denunciar los programas y mensajes de los medios masivos de comunicación que reproducen esquemas de relación de pareja y de género que promueven relaciones abusivas de poder y de utilización del cuerpo de la mujer y de la sexualidad como objetos de consumo.

  • Identificar y cuestionar otras actitudes, costumbres y creencias propias de su comunidad que favorecen la ocurrencia del abuso sexual infantil.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

2 comentarios:

Lilian V. dijo...

Me encanto este articulo ... me identifico plenamente en las actitudes-culturales a adoptar.
En cuanto a los medios de difusion masiva es muy dificil de controlar si no se hace desde el gobierno, ya que los programas televisivos traen muchas distorciones de orden sexual y moral, y los niños viven en un mundo de confusion al ver como algo normal relaciones aberrantes mostradas con total desparpajo que deja mucho que desear en cuanto a los parametros de moralidad ... pero en fin ... tal vez es otro tema ...

gracias Beto y Cinthia por exponer de manera tan clara estos temas

un fuerte abrazo

desde el Sur

Lilian V.

Cinthia dijo...

Estamos de acuerdo Lilian, aunque te cuento que eso acá en mi país como que está medio difícil porque estamos en la plena "moda" de que cualquier regulación que hace el gobierno en los medios de comunicaión es tomada como un "atentado a la libertad de expresión".

De esto te podría hablar mil cosas pero me pasaría al plano político jejeje. En todo caso sí, concuerdo contigo.

Saludos :)