domingo, 30 de noviembre de 2008

Infancia rota - Documental

Se trata de un extraordinario documental español que aborda un asunto considerado tabú: los abusos sexuales a menores.

Este documental es ganador de dos premios internacionales:
  • Premio Derechos Humanos 2005.

  • Premio Festival Internacional de Programas de Televisión y Promociones de Nueva York, Medalla de Bronce al Mejor Reportaje de investigación 2007.
Los protagonistas del documental son entre otros: Eva y su madre, Cristina, Joan, Eva, Carlos e Isabel. “Infancia rota” desentraña el complejo mapa de sentimientos que experimentan las víctimas de abuso sexual.

Los expertos aseguran que la única forma de prevenir los abusos sexuales es darlos a conocer. Muchos hablarán por primera vez de algo que silenciaron de pequeños. El documental no sólo se sumergirá en sus sentimientos y recuerdos, sino que será testigo de su proceso de recuperación.

Ustes, como padre/madre de familia o tutor, tendrá la oportunidad de ver y escuchar, de palabras de los propios afectados, el infierno que viven los niños y niñas que son víctimas de abuso sexual, y lo difícil que les resulta recuperarse.

Personalmente le podemos asegurar que no se arrepentirá de ver este documental. Lo hemos visto detalladamente ya dos veces, incluso a pesar de durar 1 hora. Cada minuto del documental vale la pena.

Insistimos, este es un documental que todo padre/madre de familia o tutor debe observar.

Infancia rota (1 hora)

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón

Abuso sexual infantil: ¿Cómo conversar con los niños?

Para reforzar el tema de cómo hablar con los niños sobre el abuso sexual, y cómo enseñarles a auto-protegerse e identificar cuándo un adulto no tiene buenas intenciones, le adjuntamos el siguiente cuestionario desarrollado por la Universidad Internacional SEK de Chile.
Este cuestionario contiene 13 preguntas para que usted, madre/padre de familia o tutor, les haga a sus niños. Cada pregunta contiene tres posibles respuestas para que su niño seleccione la que él cree que haría. Luego se le indica a usted cuál es la respuesta correcta y por qué lo es para que, posteriormente, se la haga saber a su niño.

Adicionalmente, cada cierto número de preguntas se sugieren temas para que usted converse con su niño. Estos temas están relacionados con las preguntas del cuestionario.

Los creadores del cuestionario sugieren que usted puede iniciar una conversación con sus hijos de la siguiente manera:
“La sexualidad es un aspecto importante y positivo de nuestra vida, ya que a través de ella podemos amar, disfrutar y tener hijos. Lamentablemente, no todos los mayores viven bien la sexualidad. Hay algunos mayores, desconocidos o de la propia familia, que en lugar de vivir la sexualidad con personas de su edad, abusan de los niños obligándoles a hacer cosas sexuales. A esto le llamamos abuso sexual a los niños.

Vamos a hablar de este tema, vamos a aprender a decir NO a los mayores si quieren abusar de los pequeños y vamos a aprender a pedir ayuda si nos pasa esto. Para comenzar te voy a mostrar un cuestionario de 13 preguntas, cada una de las cuales tiene tres opciones de respuesta, tú escoge la que te parece más adecuada. Cuando termines conversaremos sobre tus respuestas y los temas que ellas plantean.”

Usted puede usar esta opción si así lo desea, o tomarlo como base para elaborar su propia introducción.

Finalmente, tenga en cuenta que la idea no es terminar el cuestionario “lo más rápido posible” sino conversar con su hijo. Nosotros personalmente le sugerimos que realice este cuestionario por partes con su hijo, ya que hay muchos temas importantes por hablar que probablemente no se podrán cubrir en una sola sesión.

Lea primero usted el cuestionario y planifique la forma en que abordará los diferentes temas.

Abuso sexual infantil: ¿Cómo conversar con los niños? (500 KB)
Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón

Herramientas para la prevención del abuso sexual desde la perspectiva de la autoprotección

Este libro contiene una serie de actividades que los padres/madres de familia o tutores, o incluso profesores en las escuelas, deben efectuar con sus niños.
El contenido del libro está diseñado para niños y niñas de entre 5 años hasta los 12 años, aunque puede ser usado en otro rango de edades.
El libro se divide en tres partes:
  1. Quién soy yo, sección donde se le enseña al niño/niña a identificarse como persona. Contiene 8 actividades de 45 minutos aproximadamente cada una.

  2. Este es mi cuerpo, sección que trata sobre los límites personales, les enseña a reconocer sus partes íntimas, las situaciones de riesgo, entre otros puntos relevantes. Contiene 12 actividades de 45 minutos cada una.

  3. Yo tengo derecho a sentirme seguro/segura, sección que les enseña a los niños/niñas a distinguir entre los secretos apropiados e inapropiados, aprenden cuándo hay que decir que “NO”, conocen sus derechos, entre otros. Contiene 8 actividades de 45 minutos cada una.
Como podrá apreciar, el contenido del libro es extenso. En total son 164 páginas en las que se detallan las actividades y los recursos para los padres o tutores.

Personalmente le sugerimos que no trate de terminar el libro “lo más pronto posible” sino que lo avance a razón de una actividad diaria o según usted lo requiera. Le aseguramos que la experiencia que vivirá con sus hijos será enriquecedora.

Recuerde que el objetivo de este libro es que usted se comunique con sus hijos, y a la vez que ellos aprendan a autoprotegerse del abuso sexual.

Herramientas para la prevención del abuso sexual desde la perspectiva de la autoprotección (19 MB)
Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón

Heridas que no sanan

Se trata de un documento escrito por María de los Ángeles Batson, respaldado por la Colegio Internacional SEK (Ecuador), que aborda el tema del abuso sexual.

En este documento usted encontrará información adicional sobre los diferentes ámbitos del abuso sexual.

Heridas que no sanan (198 KB)
Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón

Acerca de Voces de Cristal

Voces de Cristal... aquellas voces inocentes que callan víctimas de sus propios padres, abuelos, tíos y amigos. Voces de Cristal por la fragilidad y transparencia de su sonido, por lo fácil que se quebrantan, por lo irreversible de sus caídas.

Voces que se rompen, lágrimas que como cristal cortan el alma... y aquellas alas de un querubín llamado infancia.

Especificaciones de Contenido y Licencia

Todo lo escrito en "Voces de Cristal" es material inédito que hemos elaborado basándonos en opiniones de expertos, en documentales de prestigio y libros, que hablan sobre esta problemática del Abuso Sexual a Menores.

Este material tiene algunos derechos reservados. Se permite copiar siempre que se aclaren los autores originales del texto y también se añada un enlace hacia http://www.vocesdecristal.com para los medios impresos y electrónicos.

Para más información visite:
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/ec/

Si tiene alguna pregunta o duda adicional respecto a cómo utilizar este material contáctenos a nuestros correos:

Cinthia.Escandon@gmail.com
Luis.Aveiga@gmail.com

Especificaciones Técnicas

Este blog ha sido desarrollado con sumo cuidado en los aspectos técnicos que incluyen usablidad, velocidad de carga e interacción. Lenguajes, Seudo-lenguajes y software adicional como Javascript, Flash y CSS han sido empleados con el fin de poder comunicarnos de mejor manera con los visitantes.

"Voces de Cristal" cuenta además con herramientas útiles para dar soporte a los aspectos ténicos fundamentales mencionados en el párrafo anterior:
  • Contador básico de visitas: StatCounter - ver reportes de tráfico
  • Contenidos RSS para que el usuario pueda recibir contenidos nuevos.
  • Suscripciones mediante correo con Feedburner.
  • Widget de valoración de Outbrain.
  • Comentarios bajo supervisión para usuarios anónimos y registrados.
  • Envío de posts por correo.
  • Etiquetas - Tagging.
La compatibilidad de la plantilla y el correcto funcionamiento de "Voces de Cristal" fueron probados en los siguientes navegadores:
  • Internet Explorer 7
  • Internet Explorer 6
  • Firefox 2 & 3
  • Opera 9.6
  • Safari 3.2
  • SeaMonkey 1.1
  • Epiphany 2.22
  • Galeon 2.06
Para tener mayor consistencia de la presencia de "Voces de Cristal" en Internet fueron reservados 2 dominios principales y redireccionados a una misma dirección, corriendo bajo la plataforma de Blogger:
Acerca de las Fotografías

Los niños o personas que aparecen en este sitio Web son personajes ficticios, utilizados con el único de fin de ilustrar e identificar al lector con la causa y la realidad existente.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón

Consejos para prevenir que su hijo sea víctima de abuso sexual

La Academia Americana de Pediatría recomienda los siguientes consejos para prevenir el abuso sexual en sus hijos/hijas:
  • Hable con su niño/niña sobre el abuso sexual. Si la escuela de su niño/niña tiene un programa sobre el abuso sexual, hable sobre lo que ha aprendido.

  • Enséñele a su niño/niña cuáles son las partes privadas del cuerpo (las partes cubiertas por un traje de baño), y los nombres de esas partes. Dígale que su cuerpo es de él. Enséñele a gritar “no” o “déjeme” a cualquier persona que le amenaza sexualmente.

  • Escuche cuando su niño/niña le trate de decir algo, especialmente cuando se le haga difícil decir algo. Esté seguro que su niño/niña sepa que está bien decirle si alguien intenta tocarlo de una manera que le haga sentir incómodo, independientemente de quien sea el abusador. Dígale que puede tener confianza en usted y que no se enojará si le dice algo.

  • Dele a su niño/niña bastante tiempo y atención. Puede usar las reuniones familiares semanales para discutir sobre las experiencias buenas y malas.

  • Conozca los adultos y los niños que pasan tiempo con su hijo/hija. Tome precauciones cuando deje a su niño/niña pasar tiempo solo en lugares extraños con otros adultos o niños mayores. Visite el proveedor de cuidado de su niño/niña sin aviso.

  • Nunca deje que su niño/niña entre a la casa de un desconocido sin un padre o un adulto de confianza. Las ventas de puerta en puerta para levantar fondos son un riesgo, en particular para los niños solos.

  • Pregunte si la escuela de su niño/niña tiene un programa para prevenir el abuso para los maestros y niños. Si no existe uno, empiece un programa.

  • Dígale a las autoridades si sospecha que alguien esté abusando su hijo/hija o a un niño/niña de otra persona.
El maestro de su niño o el asesor de la escuela pueden guiarlo para que le enseñe a su niño a evitar o reportar el abuso sexual. Ellos saben cómo hacerlo sin causar temor o incomodar al niño.

Su pediatra también entiende la importancia de la comunicación entre los padres y niños. Éste está capacitado para notar las señales de abuso sexual infantil y está familiarizado con los recursos de la comunidad. Pregúntele a su pediatra por recomendaciones sobre cómo proteger a sus niños.

Si desea ser usted mismo quien le enseñe a su hijo/hija sobre cómo protegerse del abuso sexual, hemos puesto a su disposición un excelente material en la sección de “Recursos”. Allí se le indicará qué hacer y cómo utilizar cada uno de estos manuales.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "American Academy of Pediatrics"

Consejos para niños/niñas con respecto al uso del Internet

Si sus hijos acostumbran a chatear (conversar) por medio de la Internet con otras personas, debe advertirles que así como puede encontrar personas buenas también encontrará personas con malas intenciones.

Para que sus hijos no corran ningún peligro mientras hacen amistades por los chats, hable con ellos e indíqueles que deben cumplir las siguientes reglas:
  • Nunca dar sus datos personales (nombre, dirección), ya que es casi lo mismo que dar las llaves de la casa. Cualquier persona con intenciones no muy buenas puede usar estos datos para dar con el menor.

  • La contraseña personal es como su identidad, así que deben mantenerla secreta y no la deben compartir con nadie, ni siquiera con su mejor amigo.

  • Hacer amigos en línea es bueno, pero siempre le deben contar a sus padres a quiénes han conocido y presentarles a sus nuevos amigos.

  • Si quieren conocer en persona a alguien que han conocido en el Internet, siempre deben pedir permiso al padres/madre/tutor. Sólo se deben reunir con dichos amigos si el/la padre/madre/tutor puedan estar presentes.

  • Hay cantidad de cosas buenas en la red, pero también hay cosas malas. Siempre le deben contar a uno de los padres o a un profesor si se encuentran con algo que les hace sentir incómodos.

  • Los chats pueden ser divertidos, pero no se deben quedar en una sala de chat si alguien los hace sentir incómodos o preocupados. Los chicos deben recordar que ellos están al mando.
Recuérdeles a sus hijos que navegar por Internet es divertido, pero que los únicos amigos en quienes pueden confiar de forma incondicional son ustedes. Mantenga siempre un buen diálogo con sus hijos para así evitar que puedan ser víctimas que algún tipo de acoso o abuso.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Consejos para niños"

Actitudes socio-culturales que un adulto debe procurar para evitar que ocurra abuso sexual

En el origen de los abusos se encuentran actitudes y creencias propias de cada cultura y cada comunidad que se convierten en amenazas para los niños y las niñas, aumentando así su vulnerabilidad al abuso sexual infantil.


Por ello es imprescindible que cada persona adulta se cuestione acerca de sus creencias, prejuicios y actitudes frente a la niñez y analice y reflexione, desde su propio rol, tanto a nivel de su familia, su comunidad y su quehacer cotidiano, cómo puede promover cambios que rompan estas creencias o actitudes.

Entre los cambios y actitudes que un adulto debe promover tenemos:
  • Apropiar, garantizar y promover los derechos de los niños y las niñas.

  • Promover relaciones sociales equitativas y respetuosas que no den lugar a abusos de poder de ninguna índole.

  • Modificar la creencia de que los niños y niñas son una posesión y propiedad de los adultos y como tal se puede hacer lo que se quiera con ellos. Para esto es vital entender y aceptar que los niños y niñas son seres humanos, y que sus derechos deben ser respetados.

  • Trabajar por la equidad de género y eliminar la supremacía masculina en los diferentes espacios sociales, culturales, políticos y académicos, reconociendo que hombres y mujeres tienen los mismos derechos.

  • Eliminar cualquier discriminación social ya sea de género, raza, cultura, edad o creencia religiosa, y cualquier forma de violencia hacia las mujeres, los niños o las niñas.

  • Facilitar espacios de participación ciudadana para los niños y las niñas, y rescatar la credibilidad en ellos y ellas. En sociedades como las nuestras, los menores han sido tratados como ciudadanos de segunda categoría y por eso los hemos convertido en una población de alta vulnerabilidad por estar excluidos.

  • Cambiar la creencia sobre de la necesidad de exigir obediencia a ciegas en la crianza de los niños y niñas, con el fin de que ellos no se acostumbren a obedecer a los adultos sin ningún tipo de reflexión, como lo hacen cuando son víctima de abuso sexual.

  • Monitorear y denunciar los programas y mensajes de los medios masivos de comunicación que reproducen esquemas de relación de pareja y de género que promueven relaciones abusivas de poder y de utilización del cuerpo de la mujer y de la sexualidad como objetos de consumo.

  • Identificar y cuestionar otras actitudes, costumbres y creencias propias de su comunidad que favorecen la ocurrencia del abuso sexual infantil.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

Factores protectores que se deben propiciar para minimizar el riesgo de abuso sexual

Los adultos son los responsables de construir una sociedad y un entorno seguro para los niños y niñas. Para logarlo los adultos deben promover y fortalecer factores protectores que refuercen la familia, la comunidad y sociedad. Además deben convertirse en figuras cercanas y de confianza para los niños y niñas, de tal manera que en caso de necesitar ayuda los niños/niñas puedan recurrir a ellos.

Los factores protectores que usted debe promover en sus hijos/hijas son:

Amor incondicional y reconocimiento
Es fundamental que los niños y niñas experimenten amor incondicional por parte de los padres, madres y adultos significativos. Sentirse amados y reconocidos les da la certeza que sea lo que sea que les pase cuentan con personas incondicionales que los van apoyar.

Desafortunadamente el amor hacia los niños y niñas sin el refuerzo de los otros factores protectores aquí mencionados no es suficiente para evitar que ellos sean víctimas de abuso sexual.

Relaciones cercanas
Tener relaciones cercanas con los niños/niñas permite construir relaciones seguras y de confianza. Para esto es importante tanto la calidad del tiempo como la cantidad de tiempo que se les dedique, es decir que nuestros niños deberían poder contar con nosotros cada vez que lo necesiten.

Cuando un niño/niña ha sido víctima de abuso sexual es más probable que cuente lo sucedido si tiene una relación cercana con alguien de su familia y ha tenido la posibilidad de hablar y contar otras cosas de su vida con ellos.

Comunicación efectiva
La comunicación se crea en relaciones de confianza y a la vez permite construir relaciones armónicas y sólidas con los niños/niñas. Ellos necesitan ser escuchados y que el adulto tenga tiempo suficiente para hablar con ellos hasta de las cosas cotidianas.

Es fundamental que en la familia existan buenos canales de comunicación, y que se mantenga siempre una actitud de confidencialidad y respecto hacia el menor.

Disciplina sin violencia
La violencia genera heridas profundas en los niños y niñas, además de producir distancia emociona, dañando los lazos de afecto y confianza.

Por lo tanto es muy importante que los adultos enseñen límites a sus hijos sin violencia física ni emocional, y que promuevan acciones que permitan al menor tomar decisiones basadas en la reflexión y no en la obediencia ciega.

Para que los niños/niñas no obedezcan a ciegas los adultos deben respetar que ellos digan “no” a cosas o situaciones que no les agrada, ya que obligarlos con amenazas o castigos los hace frágiles ante los deseos y acciones inadecuadas de los abusadores.

Resolución pacífica de conflictos
Los adultos deben promover relaciones respetuosas y ofrecer alternativas para resolver los conflictos de forma pacífica. Resolver los problemas de forma violenta genera en el niño/niña una gran inseguridad, confusión y temor.

Recuerde que es muy importante desarrollar el los niños y niñas habilidades que les permita salir de situaciones difíciles y enfrentar los conflictos de manera constructiva y no violenta.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

Formas para fortalecer a los niños y niñas contra el abuso sexual (Factores protectores)

Los niños y niñas desarrollan y fortalecen su personalidad a través de las relaciones e interacciones con los demás, especialmente con los adultos en la familia, la escuela y la comunidad.
En este proceso los adultos favorecen y estimulan en los niños y niñas la adquisición y el desarrollo de características personales que se convierten en Factores Protectores, y que son elementos esenciales de autoprotección contra distintos peligros a los que se ven enfrentados durante su vida, entre ellos el abuso sexual infantil.

Los siguientes son las principales acciones que como adultos y adultas podemos realizar para fortalecer estos factores protectores en los niños o niñas, con el fin de aumentar su capacidad de autoprotección y evitar así que estén más expuestos a los abusadores.

Fortalecerles la autoestima
La autoestima es la valoración que tiene cada persona sobre sí misma. Los niños y niñas con una buena autoestima sienten que los adultos y adultas los aceptan y protegen, los consideran importantes, se preocupan por ellos y ellas, harían cualquier cosa por garantizar su seguridad y bienestar y los hacen sentir capaces y satisfechos con lo ellos son. Así, con la seguridad de ser respetados, aceptados, amados y cuidados, los niños y niñas se sentirán capaces de emprender retos y alcanzar las metas propuestas.

Recuerde que el primer paso para el autocuidado es el amor a sí mismo, el reconocerse como un ser importante. Valorarse a sí mismo permite que niños y niñas desarrollen conductas cuidadosas y no estén fácilmente expuestos a que otras personas los utilicen y atropellen. Quien se ama a si mismo cuida que nada le haga daño o lo ponga en situación de peligro.

Ayudarlos a que se sientan seguros
Un niño/niña siente seguridad cuando siente que cuenta con los recursos personales que le permitan enfrentarse a situaciones nuevas, y además que cuenta con el apoyo familiar y social para desenvolverse en la vida cotidiana.

Es necesario hablar con los niños y niñas y reflexionar sobre lo que los hace sentir seguros y sobre los momentos en los que se sienten inseguros. Recuerde que los niños/niñas requieren un contexto estable, seguro y sólido para así aventurarse, probar y conocer con la certeza que alguien estará alerta y pendiente para darles la ayuda que requieren.

Ayudarles a desarrollar su autonomía
Se refiere a las capacidades que los niños/niñas adquieren gradualmente a medida que van creciendo y que les van a permitir ser independientes en las diferentes áreas de su vida. Hace referencia al conocimiento y valoración que los niños van adquiriendo de sí mismos y a la capacidad para utilizar los recursos personales.

Los niños/niñas que van creciendo en autonomía, reflexionan, toman decisiones conscientemente, plantean argumentos propios y tienen claros sus proyectos de una manera acorde con su edad.

Recuerde que quien ha desarrollado autonomía es más resistente a las manipulaciones, chantajes y presiones grupales o de adultos, por lo tanto está más protegido contra el abuso sexual.

Ayudarles a desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar de otros
La empatía es la capacidad de una persona para conectarse emocionalmente y poder entender la experiencia de otros, de ponerse en su lugar, de imaginar su sufrimiento y sus sentimientos.

Gracias a la empatía un ser humano puede sentir un interés genuino por ayudar, ser solidario y evitar acciones que generen sufrimiento en el otro. Verdadera empatía es sentir preocupación e interés por las personas bien sean conocidas o desconocidas.

Ponerse en el lugar del otro, interpretar lo que el otro siente y ser capaz de imaginar su sufrimiento o su alegría es un elemento muy importante en la prevención de abuso sexual, principalmente cuando se lo analiza desde la perspectiva del posible agresor. Por lo tanto, es necesario desarrollar en niños/niñas la capacidad para proteger a otros y no desear verlos sufrir.

Estimular su capacidad de ser asertivo
Se refiere a una actitud y una manera de actuar con la que las personas reconocen y demuestran que tiene derecho a sus propios sentimientos, pensamientos y necesidades al tiempo que respeta los derechos de los demás.

Ser asertivo implica poder expresar ideas, opiniones, gustos e intereses, poder manifestar desacuerdos con los demás y poder decir NO. Por lo tanto, un niño/niña asertivo tiene más posibilidades de decir que NO a las propuestas que hace un agresor sexual.

Enseñarles sobre sexualidad
Para que los niños y niñas tengan una visión positiva de la sexualidad, los adultos deben hablar del tema de una manera abierta y directa, dando respuestas sencillas a las preguntas y comentarios y compartiendo sus creencias y valores respecto a lo que consideran adecuado y no adecuado frente al ejercicio de la sexualidad.

El ser humano es sexuado y debe aprender a conocer su sexualidad y a manejarla, a respetar y cuidar su cuerpo y a protegerse de los peligros que puedan atentar contra sí mismo.

En resumen, es fundamental que los padres/madres de familia o tutores creen espacios de conversación con los niños/niñas donde se hable de sexualidad y se vincule con el amor, el afecto y el respeto por el otro.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

El siguiente paso a los factores protectores: Hablemos sobre abuso sexual infantil

Los factores protectores mencionados en los artículos anteriores son importantes, pero no suficientes para hacerle frente a la realidad del abuso sexual infantil. Para poder prevenirla eficazmente es importante trabajar los componentes específicos de la conducta abusiva y los elementos que la favorecen, asegurándose que niños y niñas los conozcan.
Sin embargo, nunca se debe abordar el tema de abuso sexual sin haber hablado primero de sexualidad, ya que los niños o niñas pueden llevarse una imagen negativa de ésta.

Por lo tanto le recomendamos que primero trabaje con ellos los factores protectores para posteriormente, con el terreno bien abonado, usted pueda abordar el tema del abuso sexual con los niños y niñas.

Hable con sus hijos/hijas sobre el abuso sexual de la siguiente manera:
  • Aclararles que su cuerpo les pertenece y debe ser valorado y cuidado.

  • Explicarles qué es el abuso sexual y cuáles son las estrategias que usan los agresores para abordar a niños y niñas.

  • Indicarles que no deben aceptar regalos e invitaciones de desconocidos o que deban mantener en secreto y que si alguien los amenaza o les da regalos para que hagan o permitan que les hagan algo de índole sexual deben decir que NO, salir corriendo, pedir ayuda y contarlo inmediatamente a un adulto protector.

  • Enseñarle a bañarse, asearse e ir al baño solos.

  • Ayudarles a diferenciar entre contactos adecuados y contactos inadecuados. Algunas frases que se les pueden decir a los niños y niñas son:

“Tu cuerpo te pertenece, es para ti, y ninguna persona mayor tiene por que tocar tus partes íntimas, ni siquiera papá, mamá, abuelos, primos o tíos”. Debe aclarárseles que en el caso de una revisión médica por parte de un doctor siempre estarán acompañados por una persona adulta de su confianza.

“Si una persona mayor te toca tus partes íntimas o te pide que toques sus partes íntimas debes contármelo de inmediato”.

“Si alguien te toca de una manera que no te guste o te hace sentir incómodo o asustado debes contármelo inmediatamente”.

“Hay cosas que te pueden gustar pero te hacen mal como por ejemplo comerte una bolsa llena de chocolates, y hay otras cosas que no te gustan y te hacen bien como ponerte una vacuna. No todo lo que es divertido te hace bien. Por lo tanto, si una persona mayor te propone un juego que implica tocarse las partes íntimas, así el juego parezca divertido, debes decir NO y contármelo de inmediato”.

  • Es importante ayudarles a los niños y niñas a diferenciar entre “secretos adecuados”, es decir, los que terminan pronto y generan sentimientos positivos y de alegría, como el secreto que se guarda cuando se va a realizar una fiesta sorpresa y “secretos inadecuados”, que no terminan y causan preocupación o incomodidad, como los relacionados con juegos que involucran tocamientos de las partes íntimas.

  • Enseñarles a identificar las señales con las que sus cuerpos les indican que están corriendo algún riesgo o se encuentran en peligro. Manifestaciones tales como el sudor de las manos, el sentir un nudo en la garganta, o los sentimientos de angustia o temor nos avisan cuando algo está mal o equivocado.

  • Brindarles estrategias para reaccionar y buscar ayuda. Debido a que la mayoría de casos el abuso se repite una y otra vez, una forma de prevenir esta repetición es que los niños y niñas cuenten a un adulto protector lo que les está pasando y de esta manera se detenga el abuso.
Es necesario que usted como padre/madre de familia o tutor procure que su niño/niña tenga varias personas a quien recurrir en momentos de peligro, y que sepa que si una no le presta atención es necesario insistir o buscar a otra. Igualmente procure que a la primera persona a quien su hijo/hija acuda sea a usted, y no porque usted se lo ordene sino porque el niño/niña sienta la confianza suficiente en usted como para hacerlo.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

Un menor ha desarrollado factores protectores contra el abuso infantil cuando...

A continuación se presenta una lista de evaluación para saber si su niño o niña ha desarrollado factores protectores contra el abuso sexual:
  • Puede destacarse en alguna aptitud, lo que favorece su percepción de autocontrol sobre su vida y circunstancias.
  • Ha desarrollado una adecuada autovaloración.
  • Ha aprendido a conocerse, valorar, cuidar, controlar y disfrutar de su cuerpo.
  • Conoce sus derechos y puede poner límites en su relación con pares y adultos.
  • Ha experimentado el amor y aceptación incondicional con lo menos una persona significativa.
  • Ha desarrollado sentido de trascendencia y la espiritualidad.
  • Sabe discriminar en sí y en los demás las partes íntimas, y lo que significa en las relaciones interpersonales.
  • Sabe reconocer distintos tipos de caricias y las emociones que estas provocan, y las maneras adecuadas o inadecuadas de relacionarse en los diferentes contextos y situaciones.
  • Conoce y comprende el significado el concepto de Abuso sexual y su identificación es acorde a su edad.
  • Ha desarrollado habilidades de resolución de problemas y estrategias de salida de posibles situaciones de abuso.
  • Puede reconocer en su entorno personas en las que puede confiar.
  • Maneja adecuadamente normas de seguridad familiar.
  • Puede identificar redes sociales de apoyo, fuera de la familia.
  • Ha aprendido a distinguir entre culpas reales y culpas atribuidas por otros.
  • Maneja adecuadamente el tema del secreto Ha incorporado adecuadamente la prohibición del incesto.
Tenga en cuenta que si su hijo/hija no ha desarrollado estos factores protectores, es su responsabilidad que ellos lo hagan.

Si usted no sabe cuáles son factores protectores de los que se habla, le recomendamos previamente leer los siguientes artículos:
  1. Factores protectores que se deben propiciar para minimizar el riesgo de abuso sexual.
  2. Formas para fortalecer a los niños y niñas contra el abuso sexual (Factores protectores).
  3. El siguiente paso a los factores protectores: Hablemos sobre abuso sexual infantil.
Adicionalmente le recordamos que para ayudarlo con este objetivo, hemos puesto a su disposición un excelente material de apoyo en la sección de “Recursos”.

Recuerde que si usted desea proteger a sus hijos/hijas entonces debe enseñarles a autoprotegerse y valorarse.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

Acciones específicas de protección y cuidado que un adulto debe tener con los menores

Si bien es cierto que enseñarles a sus hijos/hijas sobre métodos de prevención de abuso sexual los protege significativamente, también es cierto que usted, como padre de familia, debe tomar medidas específicas de protección.

Recuerde que el abuso sexual infantil es una realidad que puede ocurrir en cualquier familia, independiente del nivel social y educativo o de la ubicación geográfica.

Tenga en cuenta las siguientes acciones de cuidado y protección con los niños y niñas:
  • Escoja cuidadosamente las personas que los cuidan.
  • Enséñeles desde pequeños a cuidar de su cuerpo y su higiene personal.
  • En lo posible, adecue los espacios para que cada uno duerma solo en su cama, o separado de alguna forma de los otros niños o niñas de la familia o de sus padres.
  • No los deje solos o desatendidos en lugares públicos ni en lugares conocidos.
  • No los obligue a que se queden con personas hacia quienes sienten rechazo.
  • Evalúe situaciones de riesgo y asegúrese que estén protegidos.
  • No los deje solos en su casa y sin la supervisión de los adultos por mucho tiempo.
  • Supervise los programas de televisión que ven.
  • Supervise el uso que hacen de Internet y las páginas que visitan, ya que están expuestos a contenidos pornográficos y a agresores sexuales que los contactan a través de este medio para seducirlos.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Herramientas para la prevención integral del abuso sexual infantil"

Pasos a seguir cuando un niño/niña le dice que ha sido abusado

Los niños tienden a ignorar las cosas que los hace sentir incómodos, en vez de reconocerlas como advertencias. Si su niño habla sobre el abuso, escuche atentamente y tome el asunto en serio.

Cuando se le ignora, no le creen o castiga la petición de ayuda del niño, es posible que no se arriesgue a decirle otra vez. Como resultado, el niño puede ser una víctima de abuso durante meses o años. Explíquele a su niño que es aceptable hablar sobre los sentimientos incómodos.

Si su niño le indica que ha sido abusado, tome los siguientes pasos:
  1. Créale al niño/niña y permanezca calmado, de lo contrario la víctima creerá que está enojado con él.

  2. Haga frente al problema. Escuche las razones por las cuales su niño le dijo del abuso. Dígale a su niño que no es su culpa. Dele mucho amor, hágale sentir cómodo y tranquilo. Si usted está enojado, esté seguro que su niño sepa que no está enojado con él y que le va a ayudar. Dígale a su niño qué valiente es por haberle dicho y que entiende el temor que él o ella siente. Esto es especialmente importante si un amigo de la familia o un familiar lo abusó.

  3. Hágase cargo de la situación. Proteja a su niño contra más abuso. Haga todo lo que esté a su alcance para animarlo y darle seguridad son expresiones de lástima. Nunca le haga al niño/niña preguntas que lo hagan sentir culpable como “¿por qué no me lo habías contado antes?” o “¿por qué te dejaste?”.

  4. Busque la ayuda de un pediatra para tratar los problemas físicos del abuso, y un consejero quienes pueden proporcionar apoyo.

  5. No presione a la víctima para que le cuente lo que ocurrió, ni le pida que lo cuente varias veces, ni le pida que le cuente detalles del abuso sexual. Un niño/niña, ya sea por vergüenza, confusión, etc., no está preparado para responder este tipo de preguntas. Insistir en estos temas puede provocarles sentimientos similares a los sufridos durante el abuso sexual, tales como culpa o impotencia.

  6. Evite las actitudes extremas, ya sea sobre-enfatizar en el abuso o restarse importancia al hecho.

  7. Trabaje con una red de apoyo que le permita abordar el tema de forma adecuada. Busque ayuda.

  8. Reporte el abuso a la policía o a la agencia local para la protección de menores. Pida ayuda sobre cómo recibir apoyo durante una crisis.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial" y "Academy of Pediatrics"

Reacciones de la familia ante el descubrimiento del abuso sexual

Cuando el abuso sexual sale a la luz, los miembros de las familias suelen negar o no creen lo que está sucediendo, sobre todo cuando el agresor es un miembro de la familia. Cuando el agresor no es de la familia, la reacción es muy diferente; la familia actúa inmediatamente y expresan su repulsión ante el hecho.
Lamentablemente la mayoría de los casos de abuso son producidos por los miembros de la familia, por lo tanto la familia trata de negarlo para protegerse o no asumir las consecuencias.

Varios autores identifican 4 tipos de negación, las cuales pueden presentarse en forma independiente o simultánea en las familias:

Negación de los hechos
Se niega la ocurrencia del abuso, ya sea por el agresor, la familia o la misma víctima. La víctima puede negar el abuso por temor a las consecuencias.

Este tipo de negación es más difícil de enfrentar en especial cuando todos los miembros de la familia niegan colectivamente los hechos y corroboran una historia alternativa.

Negación de la conciencia
El agresor y la familia aceptan la ocurrencia del abuso pero niegan la conciencia del hecho. Por ejemplo, puede afirmar que “estaba borracho”. En el caso de la víctima puede negarlo diciendo que “no está seguro si pasó en verdad porque estaba dormida y no sabe si estaba soñando”.

Negación de la responsabilidad
El agresor y la familia aceptan el abuso, aceptan que fue consciente pero se le quita la responsabilidad al agresor. Por ejemplo, el agresor puede decir que es culpa de la esposa “por no tener relaciones sexuales con él”, o que es culpa de la víctima porque “lo seducía o le hacía preguntas sexuales”.

Negación del impacto
El agresor y la familia aceptan el abuso, aceptan que fue consciente, aceptan que el agresor es el responsable, pero minimizan el impacto o efecto del abuso. Por ejemplo, el agresor puede decir que “no fue grave”, “fue solo una vez”, “el niño/niña es muy joven y no se acordará en el futuro”, etc.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil"

¿Qué ocurre con el menor y el abusador cuando se denuncia el abuso?

Primero que nada sepa que usted puede denunciar los casos de abuso sexual ante el Ministerio Público (Fiscalías del País), Defensorías Comunitarias, Comisarías, Juntas Cantonales, Red de Prevención y Atención al Niño Maltratado, o cualquier otra entidad pertinente.

El abuso sexual es prohibido por ley. Es un crimen, independientemente de quien sea el abusador. La policía o una agencia de servicios sociales, o ambas, investigan los casos de abuso. Con la ayuda de un médico, decidirán si el abuso ocurrió.

Según las circunstancias, la policía puede decidir si la agencia de servicios sociales administrará el caso, especialmente si el niño es muy joven, no demuestra señales de una herida física o el abusador es joven o un miembro de la familia. Después de haber reportado el abuso, lo que ocurra depende de las circunstancias del caso.

El prevenir más abuso es la primera preocupación de las autoridades. Es posible que manden al abusador a recibir terapia. También pueden mandar al niño y a su familia a recibir terapia. Si el sospechoso vive en el hogar y enfrenta cargos criminales, las autoridades recomendarán que el sospechoso salga del hogar.

De cualquier manera, el niño se puede quedar en el hogar si su familia toma los pasos necesarios para protegerlo de más abuso, al pedir que el abusador salga del hogar mientras proceda la investigación. Independientemente de las circunstancias, el niño y su familia necesitarán mucho apoyo de sus familiares y amistades.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Campaña Nacional contra el abuso sexual infantil" y "American Academy of Pediatrics"

Sentimientos en un niño/niña que está siendo abusado sexualmente

El abuso sexual genera diversos sentimientos en las víctimas, los cuales no desaparecen con el descubrimiento del hecho sino que muchos de ellos permanecen a lo largo de la vida. Entre los sentimientos más frecuentes tenemos:

Confusión
Los niños/niñas reciben mensajes contradictorios y confusos, pues la persona que los agrede es la misma que les da amor, en quien ellos creen o confían.

Desconfianza
La persona en la que el niño/niña confía le ha fallado, ya sea porque abusó de él/ella o porque no lo protegió. Esto genera una sensación de no poder confiar en nadie lo cual se traduce en una dificultad para entablar buenas relaciones en el futuro.

Traición
Las víctimas sienten que han sido traicionadas y utilizadas por el agresor. Además, sienten que los otros adultos no los han protegido y más aún cuando se descubre el abuso y la madre no les cree o no los apoya. Cuando los niños/niñas son separados del hogar una vez que se descubre el abuso, el sentimiento de traición aumenta.

Inseguridad
Las víctimas crecen dudando de su capacidad para interpretar la realidad, por lo que se vuelven muy inseguros de sí mismos, de sus capacidades y de los demás.

Dolor y sufrimiento
Este dolor con frecuencia no es explícito, ya que los niños/niñas muchas veces no lo logran expresar de manera abierta sino que lo hacen de manera encubierta a través de signos y síntomas.

Culpa
Las víctimas se sienten culpables o responsables del abuso, y cuando el abuso se descubre, las víctimas se sienten culpables por las repercusiones contra el agresor.

Vergüenza
Es el sentimiento más frecuente, ya que el abuso ha vulnerado la intimidad de la víctima y mucho más cuando éste se descubre; se rompe el secreto y la víctima se siente obligada a hablar de situaciones que comprometen su propia sexualidad.

Rabia
Rabia dirigida hacia sí mismos por no haber podido salir de la situación abusiva, hacia el agresor por el abuso cometido, y hacia los adultos que se suponen debían protegerlo.

Temor
Es un sentimiento que acompaña a las víctimas desde el inicio del abuso. Inicialmente el temor viene por el hecho de que el abuso continúe o que si se descubre entonces ellos sean castigados o apartados. Posteriormente el temor es a los cambios que puede generar el descubrimiento en la familia.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil"

Consecuencias a largo plazo en las personas que han sido víctimas de abuso sexual infantil

Las consecuencias del abuso sexual no concluyen cuando se descubre el hecho, sino que generalmente tienen repercusiones de por vida. Entre las consecuencias más comunes tenemos las siguientes:
  • Baja autoestima, ya que al haber sido tratados como objetos, ellos sienten que no tienen ningún valor ni para ellos mismos ni para los demás.
  • Depresión, sienten que no vale la pena vivir.

  • Inseguridad, dudan de su capacidad de evaluar la realidad y de su capacidad de moverse en el mundo de forma segura.

  • Ansiedad generalizada de forma permanente.

  • Culpabilidad hacia sí mismos, ya que cuando sufrieron el abuso se culpaban a ellos mismos por lo que ocurría, posteriormente se siguen culpando por todo cuanto les sucede.

  • Sensación de impotencia, se sienten incapaces de cambiar su realidad.

  • Tendencia a mantener secretos, no sólo en aspectos negativos sino en todo lo que les ocurre.

  • Dificultad para establecer relaciones, debido a la dificultad para confiar en los demás.

  • Dificultades sexuales, que pueden manifestarse ya sea por la extrema sexualización en sus relaciones hasta la anorgasmia (dificultad para tener orgasmos), dolor en las relaciones, impotencia, entre otros.

  • Tendencia a sacrificarse y a proteger a otros, por ejemplo dejando sus necesidades y prioridades en segundo plano por satisfacer las necesidades de otros.

  • Adicciones, como al alcohol, drogas, cigarrillo, sexo, juegos, etc.

  • Disociación, es decir dificultades para conectarse con sus emociones de tristeza, dolor, alegría, etc.

  • Negación del abuso, con la finalidad de “olvidar” que el abuso ocurrió.

  • Uso inadecuado del humor, como por ejemplo usar el sarcasmo o burla como estrategia de comunicación con la finalidad de defenderse y protegerse de los sentimientos de tristeza, rabia o dolor que experimentaron.
Estos mecanismos de autodefensa no siempre son eficientes para que ellos olviden la tristeza, rabia o dolor que llevan dentro. Es muy frecuente que las víctimas de abuso sexual caigan en depresiones permanentes o periódicas, las cuales pueden incluso desencadenar en suicidio. La mejor forma de ayudar a una persona que muestra consecuencias de abuso sexual, es buscar ayuda profesional.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial" y "La protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes frente a la violencia sexual"

Cambios de CONDUCTA que pueden evidenciar en los menores un abuso sexual

Muchos padres suponen que sus niños les dirán a ellos o a otro adulto de confianza si alguien le está abusando sexualmente. Los abusadores frecuentemente intimidan o convencen al niño para que no diga nada.

El niño puede creer que el abuso sexual es su culpa y que le castigarán si alguien descubre lo que está pasando. Las primeras declaraciones de abuso de un niño pueden ser incompletas o vagas. El niño puede aludir al problema para ver si recibirá un castigo.

Los niños pueden hablar sobre el abuso después de haber pasado por un programa de seguridad personal en la escuela. El comportamiento del niño puede causar que los padres sospechen un abuso. Siempre esté pendiente de los siguientes cambios de comportamiento de su niño, los cuales pueden ser síntomas del abuso sexual:
  • Un temor reciente y obvio de una persona (hasta un padre) o de ciertos lugares.

  • Una reacción no normal ni anticipada cuando se le pregunte si alguien lo ha tocado.

  • Dibujos que muestran actos sexuales.

  • Una conciencia repentina de los órganos genitales

  • Actos y palabras sexuales compartidas con otros niños o animales.

  • Preguntas sobre la actividad sexual que no son apropiadas para su edad.

  • Cambios en los hábitos de dormir, tal como pesadillas en los niños pequeños.

  • Estreñimiento o el negarse a evacuar.

  • Estado de tristeza permanente.

  • Apatía, no parecen entusiasmarse con nada ni quieren nada. Pueden pasar mucho tiempo sin realizar ninguna actividad.

  • Muestran una conducta agresiva.

  • Tienen una actitud de abierto sometimiento, obedecen y se someten fácilmente a las otras personas.

  • Manifiestan desconfianza hacia las otras personas.

  • Cambian sus hábitos alimenticios, llegando incluso a padecer anorexia nerviosa o bulimia.

  • Dificultades para socializar con otras personas o con niños/niñas de su misma edad.

  • Tratan de permanecer más tiempo del debido en la escuela, o no quieren regresar a sus casas.

  • Muestran dificultades escolares.

  • Sufren de miedo repentino de ir al baño, que puede ser debido al dolor que produce el abuso sexual o porque el sitio donde se produce el abuso es el baño.
Cabe aclarar que la presencia de alguno de estos indicadores no garantiza que el niño o niña esté siendo víctima de abuso sexual. Sin embargo sí debe ser una señal de alerta de una posible ocurrencia. Es responsabilidad de la madre/padre de familia o tutor indagar y buscar ayuda para el menor.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "American Academy of Pediatrics", "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial" y "Guía para la atención integral de niñas, niños y adolecentes en las especialidades de desarrollo infantil, protección especial y atención emergente"

Cambios FÍSICOS que pueden evidenciar en los menores un abuso sexual

Así como un niño/niña manifiestan estragos de conducta por el abuso sexual, igualmente presentan cambios físicos. Los padres/madres de familia o tutores están llamados a tener todos estos cambios muy en cuenta para detectar si su hijo/hija está siento abusado sexualmente.

Los cambios físicos que presentan los niños/niñas víctimas de abuso son:
  • Dolor, enrojecimiento o sangre en el ano o los órganos genitales.
  • Falta de control de esfínteres, es decir el niño o niña se defeca en sus pantalones sin importar dónde se encuentre.
  • Cambios de comportamiento repentinos, tal como el orinarse en la cama.
  • Lesiones en cuello, boca, senos, nalgas, bajo abdomen o muslos.
  • Una secreción inusual del ano o la vagina.
  • Ropa interior manchada o rota sin causa conocida.
  • Enfermedades de transmisión sexual, tal como la gonorrea, clamidia o verrugas genitales.
  • Frecuentes infecciones urinarias en las niñas.
  • Dificultad para caminar o sentarse.
  • El embarazo en las jóvenes.
Al igual que en los cambios de conducta, la presencia de alguno de estos indicadores no garantiza que el niño o niña esté siendo víctima de abuso sexual. Sin embargo sí debe ser una señal de alerta de una posible ocurrencia. Es responsabilidad de la madre/padre de familia o tutor indagar y buscar ayuda para el menor.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "American Academy of Pediatrics", "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial" y "Guía para la atención integral de niñas, niños y adolecentes en las especialidades de desarrollo infantil, protección especial y atención emergente"

Características de un padre/madre de familia o tutor que abusa de un menor

Cuando el abusador es un padre/madre de familia o tutor, estos presentan comportamientos compartidos que los pueden delatar ante los otros adultos.
Así como es responsabilidad de nosotros, padres/madres de familia o tutores, velar por el bienestar de nuestros hijos/hijas, también es nuestra responsabilidad analizar los comportamientos de otros adultos con respecto a sus hijos/hijas, y así poder ayudar a los menores a salir de una situación de abuso sexual (en caso de existir alguna).

Si usted encuentra en otro adulto algunas de estas características, investigue más a fondo o pida ayuda:
  • Parecen no darle mayor importancia al cuidado de niño/niña.
  • No asisten a reuniones y pláticas en la escuela/colegio.
  • Menosprecian y minorizan al niño/niña ante los demás.
  • Tratan al menor como una propiedad a la cual pueden tratar como quieran.
  • Demuestran dificultades en el matrimonio.
  • No permiten ningún contacto social con el niño/niña.
  • Los padres no comparten tiempo con su hijo/hija, lo dejan solo en casa.
  • Tratan de compensar la falta de afecto con bienes materiales.
  • Consumen cualquier tipo de sustancia tóxica.
  • Trato desigual entre sus hijos.
  • No justifican en la escuela/colegio las ausencias de sus hijos/hijas.
  • Se intentan justificar por su rigidez y extrema autoridad.
  • Ven al niño/niña como el malo, el malcriado.
  • Se contradicen en sus explicaciones que, además de todo, no tienen sentido ni concuerdan con los hechos.
  • Es incorrecto su trato y son demasiados celosos con sus hijos/hijas.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Heridas que no sanan – Maltrato infantil – Una lacra social en el Ecuador y en el mundo (Instituto Internacional SEK)"

Razones por las cuales los niños/niñas no revelan que son abusados

Existen tantas razones para callar como casos de niños abusados se den. Cada caso de abuso tiene sus características particulares, pero a nivel general podemos agrupar las razones que los niños/niñas tienen para no revelar el abuso de la siguiente manera:

  • Cuando el abusador ha creado una relación basada en secretos. El niño/niña carga con la responsabilidad de no revelar los secretos de su abusador ni que su abusador revele sus secretos.

  • Cuando los padres del niño/niña le inculcan que siempre deben respetar a sus mayores, sea quien sea, y sin refutar. Ellos no tienen capacidad para discernir, situación que les da una ventaja a los abusadores para pedirles a los niños que hagan cuanto ellos quieran sin que el menor pueda negarse.

  • El niño/niña se “adapta” al abuso o utiliza recursos para negar lo que está ocurriendo, como por ejemplo ver figuritas en las paredes o pensar en sus dibujos animados preferidos.

  • Cuando el niño/niña se siente responsable de lo que ocurrirá cuando se descubra el abuso. Por ejemplo, cuando una niña no desea revelarle a su madre que su padrastro la abusa porque sabe que su mamá no es capaz de mantener la casa por sí sola, o cuando el niño/niña sabe que al revelarse el abuso habrá una desintegración familiar.

  • Cuando el niño/niña sabe o piensa que sus padres o tutores no le creerán si revelan la verdad. Esto ocurre generalmente en situaciones en que los padres/tutores no poseen una buena relación con sus hijos, o no se comunican de forma apropiada como para darles seguridad.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil"

Tipos de abuso infantil

A pesar que este blog se centra en el abuso sexual infantil, consideramos pertinente que usted, madre/padre de familia o tutor, tenga conocimiento de otras formas de abuso al menor. A continuación le presentamos una lista de los tipos de abuso que pueden ser víctimas sus hijos:

Abuso físico
Incluye todos los daños o lesiones causadas al niño por agresión de un padre o adulto relacionado con él. Estas agresiones pueden ser:
  • Quemaduras, moretones, fracturas de huesos largos, costillas, cráneo.
  • Lesiones internas como rupturas de vísceras, lesiones cerebrales o por hematomas consecuencia de los golpes.
En casos de abuso físico, no importa cuál puede haber sido la intencionalidad del adulto, porque el maltrato se define por el impacto sobre el niño y no por cuál puede haber sido la razón o justificación de quien lo lesiona.

El abuso físico puede ser causado con algún instrumento como una escoba, un cable, látigo, correas, zapatos, varas, entre otros, o también con las propias manos del abusador.

Abuso emocional
El abuso emocional consiste en los actos que tiene un adulto que generan alteraciones del desarrollo psíquico adecuado del niño. Entre los comportamientos que producen abuso emocional tenemos:
  • Ignorar al niño.
  • No proveerle estimulación emocional adecuada.
  • Rechazar los valores del niño y su necesidad de validación.
  • Aislarlo de la familia y la comunidad.
  • Aterrorizarlo con ataques verbales.
  • Pervertir al niño estimulando el comportamiento autodestructivo o antisocial.
  • Presionar al niño para que "crezca rápido", sin consideración de las distintas etapas del desarrollo normal.
Abuso sexual
El abuso sexual es cuando un adulto o un niño mayor obliga al contacto sexual a un niño. El abusador puede usar fuerza física, soborno, intimidación, trucos o aprovechar la falta de conocimiento del niño. Cualquiera de los siguientes actos de un adulto o un niño mayor se consideran abusos sexuales:
  • Acariciar los genitales de un niño.
  • Convencer a un niño que le acaricie los genitales.
  • El contacto con los genitales de un niño con la boca.
  • Tocar al niño con los genitales.
  • Penetrar la vagina o el ano de un niño.
  • Enseñarle los genitales a un niño.
  • Enseñarle pornografía a un niño.
  • Utilizar a un niño como modelo para hacer la pornografía.
En este tipo de abuso se centra el presente blog.

Negligencia
La negligencia es una condición en la cual el cuidador o responsable de un niño, deliberadamente, o por una desatención extraordinaria, permite que éste experimente un sufrimiento evitable y/o fracasa en proveer uno o más ingredientes generalmente considerados como esenciales para el adecuado desarrollo físico, intelectual y emocional de los niños. La negligencia puede ser emocional, educativa, física y también en el cuidado médico.

Síndrome del bebé zarandeado o sacudido
Consiste en las lesiones cerebrales producidas por sacudir fuertemente a un bebé, generalmente menor de un año, produciendo una aceleración del cerebro, que se golpea contra el cráneo. Produce lesiones cerebrales graves, hematomas subdurales, ceguera, convulsiones, coma y en ocasiones, la muerte súbita del niño.

Este síndrome determina el 13% de muertes por maltrato que ocurre en EEUU, y la tendencia indica que son mayoritariamente los hombres quienes matan a los niños, en una proporción de 7 a 1. De manera característica, el niño estaba completamente normal y súbitamente, sin ninguna explicación lógica, aparece el cuadro neurológico.

Abuso prenatal
Consiste en el daño físico al bebé antes de nacer, por consumo de tóxicos, violencia contra la madre o drogas inapropiadamente recetadas a la madre. Consumir alcohol durante el embarazo puede generar el síndrome de alcoholismo fetal, con consecuencias desastrosas para el niño.

Síndrome de Munchausen por proximidad
Es una forma macabra del maltrato en la cual el daño se produce porque uno de los padres, generalmente la madre, enferma deliberadamente al niño o finge que éste tiene una enfermedad, lo cual produce enorme efecto iatrogénico en él.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "La infancia rota" y "American Academy of Pediatrics"

¿Puede ser mi niño abusado sexualmente? ¿Por quién?

Sí, su hijo puede ser abusado sexualmente. Las estadísticas indican que 2 de cada 10 mujeres y 1 de cada 8 hombres sufrieron abusos sexuales durante su infancia.
Pero si esta cifra le parece alarma, más alarmante aún son las estadísticas locales. El INNFA en un estudio realizado en el 2006 reveló que 1 de cada 3 niños/niñas son abusados sexualmente en ciudades como Guayaquil y Quito.
En la mayoría de los casos, el agresor es un familiar o persona cercana a la víctima. En otras ocasiones son parientes lejanos, amigos, vecinos o conocidos; y en menor probabilidad son personas desconocidas. En 8 de cada 10 casos reportados el niño conoce a la persona. Frecuentemente el abusador es una persona de autoridad que el niño confía o ama.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil" y "Guía para la atención integral de niñas, niños y adolecentes en las especialidades de desarrollo infantil, protección especial y atención emergente"

Factores SOCIO-CULTURALES que aumentan las probabilidades de abuso sexual infantil

En el mundo contemporáneo el abuso infantil se encuentra presente tanto en países industrializados, en vías de desarrollo como países pobres. El hecho de que el abuso infantil es más reportado en los países industrializados, no significa que sea menor en los países en vías de desarrollo o del llamado "Tercer Mundo".
Si bien las estadísticas respecto a los países ricos son mayores, es debido a que la legislación nacional es mucho más elaborada y estricta y existe una mayor vigilancia sobre los Derechos del niño, lo cual existe pobremente en los países menos desarrollados.

Entre más pobre el país, menor es el control y la educación social y de la sexualidad del individuo. A ello se suman realidades actuales y patéticas como el tráfico infantil, la prostitución infantil y el turismo sexual.

Entre los factores socio-culturales que aumentan la probabilidad de abuso sexual tenemos:
  • Pobreza en educación sexual en la sociedad.

  • Falta de atención a la integridad de la familia que se hace víctima de la violencia intrafamiliar, el abandono, la pobreza y otros.

  • Una pobre legislación nacional que garantice los derechos del niño y del adolescente.

  • Conflictos armados que involucran a los niños directamente como víctimas y como victimarios.

  • Una falta de consenso internacional en cuanto a la materia del abuso sexual infantil o desconocimiento de las leyes internacionales y su aplicación en el plano nacional.

  • Un pobre reflejo del significado de los derechos del niño dentro de los medios de comunicación social, muchos de los cuales promueven consciente o inconscientemente una cultura del abuso sexual infantil por medio de mensajes irresponsables.

  • Creencia de la superioridad de los “hombres”.

  • Uso y abuso del poder en diferentes ámbitos, como en la forma de relacionarse, de resolver problemas, etc. Esto generalmente se da por los hombres.

  • Los mensajes de los medios masivos de comunicación donde se sobrevalora y se hace elogio al cuerpo joven de la mujer con determinadas características estéticas, mostrándola como objeto de deseo y satisfacción a las necesidades de otros, sin darle ninguna importancia a sus derechos y valor como persona.

  • Creencias erradas sobre las relaciones sexuales con menores, como por ejemplo la creencia de que “para burro viejo pasto joven” o “el que come pollo no se envejece”. Se los usa como medios para permanecer “jóvenes” sin respetar sus derechos.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil", "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial", "American Academy of Pediatrics " y "Abuso y maltrato infantil"

Factores FAMILIARES que aumentan las probabilidades de abuso sexual infantil

A nivel familiar existen factores claves que aumentan las probabilidades de que los niños/niñas de aquella familia sean víctimas de abuso sexual. Entre estos factores tenemos:
  • Comunicación débil entre los padres/madres o tutores con el menor. Esto se refiere a la dificultad tanto para escuchar como para hablar.

  • Padres/madres o tutores no protectores.

  • La familia tiende a mantener secretos de toda índole, acostumbrando al menor a este tipo de vida. En estos casos el niño/niña abusado no verá extraño que el abusador le diga que guarde el secreto.

  • Distancia física o emocional entre los niños/niñas y sus padres o tutores. Estos hogares se caracterizan por la inexistencia de expresiones de afecto, donde cada uno se encarga de su propia vida sin compartir problemas o inquietudes con el resto de la familia.

  • Extensas jornadas laborales de los padres o tutores.

  • Cortas jornadas estudiantiles en los niños/niñas, lo cual los deja desprotegidos mayor tiempo.

  • Vivir en lugares donde viven muchas familias y no están claramente limitados los espacios de cada uno.

  • Niños/niñas sin supervisión.

  • Los padres o tutores son personas que parecen no darse cuenta de situaciones que para otras personas son obvias y de cuidado.

  • La familia tiene muchas dificultades para resolver problemas o conflictos, por lo cual tienen una sensación muy fuerte de fracaso. Es muy difícil para los niños/niñas de estas familias expresar sus puntos de vista, especialmente cuando son diferentes a de los demás, llevándolos así a no ver un escape posible cuando un adulto abusa sexualmente de ellos.

  • La violencia intrafamiliar hace que los niños/niñas se sientas desprotegidos o que se acostumbren a que sus cuerpos sea un objeto de abuso, por lo tanto cuando son abusados por otros no dicen nada por miedo a castigos por parte de los padres/tutores.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil", "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial", "American Academy of Pediatrics " y "Abuso y maltrato infantil"

Factores INDIVIDUALES que aumentan las probabilidades de abuso sexual infantil

Puede ser que el ambiente socio-cultural y el familiar que envuelve al niño/niña sea el apropiado, o por lo menos no tan inapropiado; pero esto no lo exime de ser víctima de abuso sexual.

El niño/niña puede poseer características personales que lo hagan más propenso a sufrir algún tipo de abuso sexual. Entre estas características tenemos:
  • Niños/niñas con carácter dócil, que no van a resistirse al abuso sexual ni a lo que les pida el agresor.

  • Niños/niñas que no mantienen relaciones cercanas o de confianza con otros niños/niñas ni con adultos, lo cual le garantiza al abusador que no hablará con nadie.

  • Niños/niñas a quienes no se les cree por decir mentiras.

  • Niños/niñas con carencias afectivas, que con tal de recibir un poco de afecto se vuelven complacientes.

  • Niños/niñas solitarios o retraídos.

  • Niños/niñas pequeños, que por su edad no cuentan con el criterio necesario para cuestionar los acercamientos sexuales.

  • Niños/niñas que desconocen temas como sexualidad y abuso sexual.

  • Niños/niñas con discapacidades.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil", "Causas del abuso sexual infantil y herramientas para su detección y para la respuesta inicial", "American Academy of Pediatrics " y "Abuso y maltrato infantil"

Formas de actuar del abusador

El abusador generalmente no actúa inmediatamente sobre su víctima, sino que sigue una serie de pasos antes de concluir en el abuso. Su forma de actuar generalmente es la siguiente:
  1. Se gana la confianza del niño/niña, haciéndose amigo de ellos, compartiendo espacios y juegos, o dándoles regalos o un trato preferencial. El abusador es una persona calculadora y manipuladora que primero que nada se acerca a los niños para conocer sus gustos, temores y preocupaciones; información que utilizan posteriormente para coaccionarlos y que no revelen los abusos.

  2. Inician el acercamiento físico, muchas veces con juegos como cosquillas o lucha libre o “ayudándoles” en el momento de ir al baño. Estas situaciones le permiten al abusador rozar o manosear los genitales de los niños/niñas, traspasando sus límites personales sin despertar sospechas. Es importante destacar que la creatividad del abusador para propiciar estas situaciones sin ser descubierto es sorprendente.

  3. El acercamiento físico que antes era ambiguo ahora de complejiza. Se convierten en caricias aparentemente afectuosas o “juegos inocentes” hasta llegar a actos sexuales propiamente dichos. Un niño/niña que ya ha sufrido de algún tipo de penetración es un niño/niña que ha sido previamente seducido por lo menos un año.

  4. El abusador utiliza amenazas, presión o chantaje sobre el niño/niña para mantener en secreto el abuso sexual. Esto ocurre cuando ya el abuso se ha instaurado. Las amenazas incluyen el abandono o daño físico al niño/niña o a alguien cercano a la familia, haciéndolos sentir responsables por la integridad familiar.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil"

Criterios para determinar si estamos frente a un caso de abuso sexual

Definitivamente cuando se trata de un adulto/adulta teniendo comportamientos sexuales con un niño o niña, se está frente a un caso de abuso sexual infantil. Sin embargo existen casos en que hay abusos por parte de niños/niñas de edades similares. Cabe aclarar que se llaman niños y niñas a todas aquellas personas menores de 18 años.

En estos escenarios, para saber si estamos o no frente a un caso de abuso, se deben tomar en cuenta los siguientes criterios:

Asimetría
Se refiere a la existencia de diferencias marcadas, ya sean de poder, estatus, experiencia, desarrollo o conocimiento entre los niños/niñas. Por ejemplo:
  • Cuando un niño/niña posee mayor experiencia en el terreno sexual e índice a otro/otra a realizar acciones que desconoce.

  • Cuando un niño/niña abusa de otro niño/niña por tener más poder o estatus, como por ejemplo el caso de un niño hijo de la dueña de casa que abuse de la hija de la empleada del servicio doméstico, a pesar de tener la misma edad.
Utilizar fuerza física
Siempre que un niño/niña utilice algún tipo de fuerza o violencia física para acceder sexualmente a otro niño/niña.

Chantaje emocional
Cuando un niño/niña utiliza manipulación, engaño o amenazas para lograr los acercamientos sexuales con otros niños/niñas.

Aprovechar condiciones de desventaja
Cuando quien abusa toma ventaja de alguna discapacidad física o mental de la víctima, o cuando se aprovecha que la persona está bajo los efectos de alcohol o drogas.

Diferencia de edad
Sobre esto no existe un criterio definido, pero se puede hablar de un rango de 2 a 5 años de diferencia para considerarlo abuso entre menores. Ahora, no necesariamente el niño de mayor edad es quien abusa del de menor edad. Es recomendable que se estudien los otros criterios aquí expuestos antes de llegar a conclusiones.

Escrito por Luis Aveiga | Cinthia Escandón basado en "Todo lo que todos y todas debemos saber sobre el abuso sexual infantil"